Señal o Servicio

Mateo 16:1-12

Rev. Chrístopher Harbin, Primera Iglesia Bautista de Huntersville, NC

02 de mayo de 2010

Es común que tengamos dificultad con la comunicación. Entre los grupos de hispanohablantes nos expresamos en formas diversas, usando palabras cuyos significados difieren de acuerdo a cada nacionalidad. Cuando usamos figuras de lenguaje, puede tornarse aun más difícil para comunicar, dependiendo de las expectativas del oyente.

Así pasaba entre Jesús y sus discípulos, también. Él hablaba de verdades espirituales, las cuales eran conceptos nuevos para los discípulos. A veces los sorprendía y lo interpretaban mal cambiando su significado a temas que sí comprendían.

El problema era que al forzar las palabras de Jesús a coincidir con lo que ellos ya comprendían, los discípulos perdían el propósito de su comunicación. Para los judíos en general pasaba lo mismo. Otros, entretanto, simplemente buscaban una razón para ignorar las enseñanzas de Jesús.

Jesús decía que los fariseos le pedían una señal, no para comprobar sus palabras, sino para disculpar su falta en darle crédito. Pensaban tener toda la verdad, pero no percibían su necesidad de atender a sus palabras. En la misma forma como las preocupaciones mundanas de los discípulos impedían que entendieran las intenciones de Jesús, así también nuestras ansiedades nos dificultan que comprendamos su voluntad.

En el caso de los fariseos, no quisieron dejar de lado sus privilegios para aceptar el servicio que Dios les exigía. Buscaban una señal como modo de evitar el compromiso. Era válido pedir una señal, pero ellos exigían señales en medio de múltiples oportunidades de mirar la evidencia de la actuación de Dios en su medio.

¿Estamos listos para servir a Dios de formas que puedan sorprendernos? Debemos tener cuidado en no oponernos a la voluntad de Dios por lo que es nada más que una excusa.

—©2010 Chrístopher B. Harbin

Esta meditación en pdf

Más sermones y meditaciones por Pr. Chrístopher Harbin


The Baptist Top 1000 Bible Top 1000